«Yo creo en mí»  Acuarela sobre papel de 320 gr

Hoy comparto esta acuarela que me ha traído una toma de conciencia trascendental como inauguración de este nuevo año 2021. Bueno, la toma de conciencia ha venido primero y la acuarela la ha materializado a través de colores y formas, que la han hecho visible a mis ojos y que perdurarán en el tiempo, para que no olvide nunca este valioso aprendizaje sobre mí.

Ya estaba sintiendo la energía totalmente diferente desde los últimos días de diciembre, pero necesitaba hacer unos ajustes importantes en mi vibración para adaptarme a esta nueva energía. Sé que aún me quedan muchos pasos que dar, pero este ha sido un buen comienzo.

Todo ocurrió el 8 de enero y sucedió así:

«Hoy, 8 de enero de 2021, es un día especial que pasará a los anales de mi historia como uno de los días más importantes de mi existencia, porque me ha traído el enorme regalo de comprender e integrar profundamente el significado de estas cuatro palabras: YO CREO EN MÍ

Como tantas otras frases, conceptos y teorías, las escuchas cientos de veces, pero hasta que no llega el día en que una de esas frases te remueve todos los cimientos, no te das cuenta de que todas las veces anteriores habías sido totalmente impermeable a ella, como si tuvieras una capa de protección o un paraguas por el que su sentido más profundo resbalaba si ni siquiera tocarte.

“Yo creo en mí”

Lo veo escrito y lo pronuncio en voz alta. Su vibración es tan bella y poderosa que puedo sentirla recorriendo cada célula de mi cuerpo, armonizando y regenerando mi energía.

Me he pasado toda mi vida esperando a que los demás creyeran en mí, poniendo todas mis expectativas y mi confianza en el mundo exterior. Anhelando una frase de aliento, un mensaje esperanzador que me susurrara que lo estaba haciendo bien, que yo podía conseguirlo, que era capaz de lograr cualquier cosa que me propusiera…

Bueno, si he de ser sincera, esos mensajes sí que me han llegado en los últimos tiempos, pero no de quien yo hubiera necesitado y quería con toda mi alma.

“Yo creo en ti”

De quien yo hubiera necesitado escuchar estas poderosas palabras era de ellos y solo de ellos: mamá y papá

Sé que creían en mí, a su manera, pero hubiera necesitado escucharlo saliendo de su boca como un susurro amoroso y que su hermoso sonido hubiera penetrado en mí, llenándome de fuerza y de ganas de vivir.

Esto me faltó. Igual que los “te quiero”, los “puedes contar conmigo”, los “siempre estaré para ti”, los “estoy muy orgullosa/o de ti”… Y sé que me querían, que podía contar con ellos, que estuvieron en la forma en que podían y que se sentían muy orgullosos de mí.

Sí. Lo sé.

Pero hubiera necesitado oírlo con voz alta y clara. Sentir su fuerza inundando todos mis sentidos y llenando mi corazón de seguridad.

Hoy he entendido que acordamos en otro plano que era necesario que no me lo dijeran para que pudiera llegar este día, 8 de enero de 2021, y pudiera comprender que lo único que necesito es creer yo en mí misma. Ese era el aprendizaje que necesitaba realizar y otro de los objetivos vitales de esta encarnación.

Pero tantas vidas siendo un alma perdida y desconectada requería de medidas drásticas…

Y para conmemorar el día y reforzar mi teoría del reajuste vibracional, ayer murió la batería de mi coche, después de 6 años alimentando mis pasos y mis movimientos.

A estas alturas sé que todo tiene un sentido y ocurre por algo. Justo hace 6 años empezó este viaje hacia la consciencia con el único objetivo de VOLVER A MÍ para encontrarme y conectarme con mi esencia y con la vida. Y justo hace 6 años me compré este coche. El primer coche nuevo que tenía, después de un montón de coches de segunda mano, usados previamente por otras almas, seguramente también perdidas.

Ayer acabó esa etapa bajo el frío intenso de la nieve blanca y ligera, que Filomena vertía en finos copos de luz sobre mí.

Todo ocurrió muy rápido, sin drama, sin complicaciones. Fácil.

Adiós vieja energía gastada y bienvenida energía luminosa y renovada.

Adiós necesidad extrema de validación y soporte externo para dejar paso a un nuevo YO seguro de sí mismo.

“Yo creo en mí”

¡Dios, qué bien suena y qué bien sienta!

La toma de conciencia ha venido en la meditación. A pesar de todo, sigo notando que todavía tengo algunos frenos que me impiden avanzar al ritmo que me gustaría, así que la pregunta de hoy ha sido: «¿Qué me sigue frenando?»

Y la respuesta ha llegado alto y claro al instante: no creer en ti.

Es que he estado tan, tan perdida…

Y hoy ha ocurrido otra cosa más. A una de las gafas, que utilizo habitualmente para trabajar, se le ha salido el cristal izquierdo varias veces en las últimas semanas, pero siempre he podido volver a encajarlo hasta hoy, que el mini tornillo que sujeta la montura metálica se ha aflojado y ha sido imposible volver a colocar el cristal y apretar el tornillo. Tendré que llevarlas a la óptica para que me las reparen. Pero sé que al igual que lo de la batería, esto no ha ocurrido por casualidad y el mensaje que recibo es que debo permitir que mi alma se exprese y muestre al mundo que cree en ella y en lo que ha venido a hacer aquí. Mi alma tiene una misión y necesita que yo le permita realizarla. Necesita que yo la vea para poder volver a mí y avanzar desde este momento como un solo ser.

He crecido durante casi 46 años no creyendo en mí, no confiando en mí, no sintiéndome segura de mí, dudando a cada paso y tomando decisiones temerarias como medida desesperada de mi alma, con el único objetivo de darme cuenta de que es absolutamente necesario que ME HAGA VISIBLE AL MUNDO A TRAVÉS DE MIS PROPIOS OJOS.

Mostrar todas mis partes unidas. Cuerpo y Alma unidos. Cielo y Tierra unidos.

Y CREER EN MÍ es lo que de verdad lo hará posible

 

Tan fácil y tan complicado a la vez…

Por eso ha sido un precioso regalo, por el que me siento profundamente agradecida.

Sí, ahora todo ha cobrado sentido. Ahora sé por qué era tan importante que integrara este aprendizaje y que descubriera lo que de verdad significa creer en mí.

 

Alfa y Omega

Principio y fin

 

Una etapa se cierra y un nuevo comienzo luminoso se abre paso, imparable.

Y ahora sé que ya no hay vuelta atrás y que nada volverá a ser lo mismo.

Porque como dijo el sabio Buda: lo que soy es lo que he sido y lo que seré es lo que haga a partir de ahora«

Con esta nueva energía comienzo este nuevo ciclo vital y este nuevo año, en el que espero y deseo aferrarme a la vida como jamás lo he hecho antes. Ese es mi principal objetivo para el 2021: VIVIR PLENAMENTE y disfrutar la VIDA con PASIÓN y ALEGRÍA, alineada con mis talentos y mis valores, vibrando en abundancia, equilibrio y armonía.

Y eso es lo que deseo también para todas las personas que, de una u otra forma, comparten su existencia conmigo y entre las que, por supuesto, te incluyes tú.

Porque no puedes vivir y disfrutar la experiencia de vivir plenamente si no crees en ti.

 

¡FELIZ 2021 y FELIZ VIDA!!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies